Las imágenes funcionales evalúan mejor el ictus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las imágenes funcionales evalúan mejor el ictus

Mensaje por Jorge el Vie Nov 07, 2008 9:22 pm



La información aportada por las técnicas de imagen permite evaluar mejor el estado fisiológico del cerebro y conocer los daños que han surgido tras sufrir un accidente cerebrovasular.

Las técnicas avanzadas de diagnóstico por imagen están consiguiendo mejorar resultados en el abordaje del ictus isquémico, la más frecuente de las enfermedades neurológicas. Así, la combinación de angio-TC con perfusión y angio-RM y secuencia de difusión/perfusión suman a la información que ofrece la imagen anatómica la que proporciona la imagen funcional, permitiendo ampliar el periodo ventana que se considera óptimo para iniciar el tratamiento fibrinolítico.

Éste ha sido uno de los mensajes trasladados en la XXXVII Reunión de la Sociedad Española de Neurorradiología, que se celebra en Oviedo y cuyo comité organizador está presidido por Antonio Saiz, jefe de sección de resonancia magnética del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo.

Las nuevas técnicas de imagen están consiguiendo una mejor selección de los pacientes susceptibles de ser tratados y una mejor indicación del tratamiento. Sin embargo, la utilización de estas nuevas tecnologías aún es escasa para el potencial que ofrecen.

Para conseguir los mejores resultados en el abordaje de la enfermedad cerebrovascular el tiempo es un elemento vital, de modo que se cifra en tres horas el periodo ventana en el que se debe tratar de actuar. No obstante, las nuevas técnicas están permitiendo ampliar dicho periodo al ofrecer mejores posibilidades de evaluación del estado fisiológico del cerebro; es decir, "de saber cómo está de perfundido y de necrótico, al ofrecernos información funcional con independencia del tiempo que haya pasado desde que se produjo el ictus", ha señalado Antonio Saiz.

Prescripción
Los tratamientos trombolíticos incluyen la administración por vía intravenosa de agentes que eliminan el trombo que provoca el infarto, agentes que en determinadas circunstancias deben ser administrados por vía intraarterial, mediante cateterismo selectivo de las arterias carótidas, a través de la arteria femoral y viajando por el interior de los vasos sanguíneos. Además, se puede asociar a estos fármacos fibrinolisis mecánica, a través de dispositivos extractores de trombos, angioplastias con balón o stent carotídeos.

Las tecnologías avanzadas de diagnóstico por imagen, según ha explicado Saiz, permiten afinar la decisión de si se continúa tratamiento fibrinolítico por vía venosa o es necesario optar por la vía arterial, mediante catéter en el vaso obstruido, es decir, "seleccionar el tratamiento más allá del estándar endovenoso".

Además, las técnicas de imagen avanzada permiten conocer con más detalle el alcance del infarto establecido y también del tejido en riesgo, lo que facilita actuar y rescatar la zona de penumbra.

Actualmente, según datos de Estados Unidos, sólo el uno por ciento de los pacientes susceptibles de recibir tratamiento intraarterial se benefician de dicha opción, a pesar de que esta alternativa consigue mejores resultados al actuar exactamente sobre el lugar de la obstrucción.

Experiencia
En la reunión ha participado también Jochen Fiebach, del Centro de Neuroimagen de la Universidad Charite, de Berlín, quien ha subrayado los beneficios que aportan las nuevas tecnologías de diagnóstico por imagen según los resultados conseguidos en su centro, uno de los de más experiencia del mundo. En su ponencia sobre avances en neuroimagen ha destacado las aportaciones de la resonancia magnética de 3T en el abordaje de la enfermedad cerebrovascular.
Una de sus principales ventajas es que reduce a la mitad el tiempo en el que se dispone de la información, lo que resulta clave para frenar el déficit neurológico. Otro de sus beneficios es que aporta una mayor definición en la observación de la lesión isquémica, marcando con más detalle los límites del infarto, y detecta lesiones de menor tamaño que pueden pasar desapercibidas con la resonancia magnética de 1,5 T.
Además, los estudios vasculares son más precisos para localizar el lugar exacto de la obstrucción. La combinación de angio-TC con perfusión y angio-RM y secuencia de difusión/perfusión completan la información que ofrece la imagen anatómica. Aportan una mayor definición en la observación de la lesión isquémica, ya que permiten marcar con más detalle los límites del infarto
FUENTE:diariomedico.com
Enlace a noticia
avatar
Jorge
Junta Directiva

Cantidad de envíos : 650
Edad : 43
Localización : Madrid
Fecha de inscripción : 09/08/2008

Ver perfil de usuario http://www.jorgerivas74.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.